Está usted en:

Las aplicaciones  > Suites Ofimáticas > Microsof Office

Aquí expondremos algunas de las características que ha hecho de la suite ofimática de Microsoft la más utilizada en el entorno ofimático, al menos durante el último decenio del siglo XX y el primero del siglo XXI.

Esto ha hecho que prácticamente todo el mundo conozca esta suite ofimática, convirtiéndose en un referente a la hora de aprender y utilizar un ordenador para escribir una carta, un informe, una hoja de cálculo, elaborar una presentación o una base de datos, por ejemplo.

En esta sección:

 

No te pierdas tampoco estos enlaces relacionados con la suite de Microsoft:

 Microsoft-Office sigue siendo la Suite más utilizada en este centro educativo (más del 95% de usuarios). Esto nos hace plantearnos la dependencia de este producto y de su casa fabricante, Microsoft, que aunque nos parezca muy bonito tener todos el mismo software en nuestros ordenadores, hemos de recordar que en el la libertad de elección está realmente la libertad de uso de nuestras máquinas. Aparte, tampoco estamos convencidos todos (como mi persona) de que debemos enseñar a trabajar documentos a nuestros alumnos con software propietario, en lugar de utilizar software libre.

Como profesionales de la educación, debemos actualizar nuestras propias capacidades de enseñar, lo que incluye actualizarnos en el conocimiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y entre ello, los programas más típicos de uso ofimático como un procesador de texto, un programa de presentaciones, una hoja de cálculo, un gestor de base de datos... Tradicionalmente, venimos utilizando la Suite Ofimática Microsoft Office, pues era la que se utilizaba mayoritariamente en el sector profesional comercial y también tradicionalmente el el sector educativo de nivel obligatorio. El nivel de penetración de uso de la Suite de Microsoft Office rondaba el 90% cuando el Ministerio de Educación español decidió que los centros educativos deberían tener esta suite ofimática para poder enseñársela a sus alumnos. Esto garantizaba en gran manera que los alumnos, tras acabar su aprendizaje obligatorio, estuvieran capacitados para realizar tareas ofimáticas en la mayoría de los computadores instalados en este país (y en la mayoría del mundo occidental).

Por otra parte, no es menos cierto que el mantener unas licencias operativas para un determinado producto genera unos costes económicos nada despreciables, sobre todo si tenemos en cuenta el número de ordenadores que tenemos en el instituto, ¡llegamos ya a los 130!. El problema fundamental es que ordenadores viejos, de hace 10 años, no van a soportar ese Office 2007-2010 que le queremos meter, y tendremos que dejarles el Office 2003. Definitivamente, sólo podemos garantizar una actualización hacia Office 2007 (2010-2013) en los ordenadores de doble núcleo y con una memoria suficiente.

Además, hay que tener en cuenta que a partir de la versión de Office 2007, se incluye un nuevo entorno gráfico (la denominada barra Ribbon), bastante diferente a la de su predecesor, con una nueva forma de colocar y organizar los botones y las barras de herramientas. Si además sumamos esto a que el nuevo Office se toma por defecto la configuración de archivos nueva (esa que añade una X al tipo de extensión que ya conocíamos DOC, PPT, etc.), que no es del todo compatible con el formato DOC de toda la vida, pues tenemos que decir que el Office 2007 (2010-2013) no podíamos obligar a instalarlo en todos los computadores.

Recordar que no todos los paquetes Office instalados son iguales. La versión "Estudiantes" no tiene ni Access, entre otras aplicaciones. En el instituto manejamos la versión Professional, suministrada por la Consejería de Educación y Juventud. Así que si lo necesitas y eres profesor, contacta con el Coordinador TIC para que te lo suministre/instale.

Aún así, no podemos olvidarnos de todos estos años conviviendo con Microsoft y sus herramientas, así que paciencia y poco a poco (pero sin pausa) hemos de ir planteándonos que esta situación no durará para siempre. Pero si hemos de aprender a manejar un nuevo paquete ofimático, casi mejor que sea GRATIS y compatible 100%, ¿No?. Si eres de los que opinan así, mejor pásate a LibreOffice (o su hermano gemelo OpenOffice).

 

El Pack de Compatibilidad para Office 2003

Como todos sabemos, las nuevas características de la barra Ribbon y el nuevo formato en que se guardan los archivos no le gustó a mucha gente. Con las quejas recibidas, Microsoft decidió que no podía dejar en la estacada a toda esa gente se había pagado por un Office 2003 en, digamos hasta 2006, y tampoco le interesaba dar imagen de incompatibilidad en las propias versiones de sus programas más utilizados. Por ello lanzó un Paquete de Compatibilidad de Office que se instalaría en los computadores con Office 2003 para que éstos pudieran leer, e incluso guardar, documentos en los nuevos formatos de MS-Office. Esto no quiere decir que convirtiéramos un Office 2003 en Office 2007-2010, de ninguna manera se añadirían las nuevas funcionalidades de Office 2007 u Office 2010; lo que quiere decir que si alguien utiliza realmente las nuevas posibilidades de edición de Office 2007-Office 2010 éstas no se verán reflejadas en el documento si lo abrimos con un Office 2003.

Pero bueno, como la mayoría de la gente realmente no utiliza a fondo Office 2007-2010, el Paquete de Compatibilidad de Office nos podría solucionar el tema durante unos años... Siempre y cuando los usuarios no hubieran utilizado funciones renovadas en los últimos Office; en estos casos es muy posible que el documento abierto en Office 2003 -aunque tenga el paquete de compatibilidad con versiones futuras- no tuviera la misma apariencia que en la versión con la que se creó. Ésto en el mejor de los casos, ya que es posible que incluso no se dejara abrir.

Al final, y aunque no nos guste reconocerlo, lo que procede es actualizar a una versión más moderna que la 2003, recomendamos la 2010 si tu máquina lo permite (o la 2007 también podría valer), para lograr una mejor compatibilidad con los nuevos documentos creados.

Sin embargo, para las máquinas antiguas (y alguno que otro también...) podemos descargar e instalar el Pack de Compatibilidad de Office para Office 2003.